• Dom. May 19th, 2024

Este muerto está muy vivo

Por@GuadalquivRadio

Oct 24, 2019

El dictador Francisco Franco abandona el Valle de los Caídos poniendo fin a una barbaridad histórica que debería haber llegado muchos años antes. Después de 44 años, España puede empezar a descansar en paz.

Hoy es una de esas fechas que marcan la historia de un país. Un día que llega con cuarenta años de retraso, pero que por fin ha llegado.

Francisco Franco, genocida y dictador, abandona el mausoleo que ha exaltado su deshonrosa figura durante décadas entre una gran polémica y debate, algo inherente a nuestra nación.

Aunque resulte inexplicable, todavía quedan una gran cantidad de “nostálgicos” que se revuelven y claman al cielo en contra de la exhumación de Franco. Durante las últimas fechas hemos podido presenciar gran cantidad de imágenes de estas personas haciendo el ridículo de mil formas diferentes. También hemos tenido que lidiar con las tonterías y falacias de sus discursos.

Grupos con banderas pre-constitucionales han acudido al Valle a despedir a su querido héroe, entonando “el novio de la muerte”. Un público variopinto con personas ataviadas de legionario y banderas del aguilucho en mano. Está claro que de tanto mirar cara al sol se han quedado ciegos. Por suerte, somos muchos los españoles que no hemos llegado a vivir esa dictadura y su represión sistemática. Pero por desgracia, muchos de estos españoles demuestran una incultura monumental y lo que es peor, una falta de empatía galopante, defendiendo la figura de una de las mayores desgracias para nuestro país. Los héroes caen en el campo de batalla, su dictador murió en la cama.

Para Ayuso es incomprensible por qué la Delegación del Gobierno prohibe una manifestación en contra de la exhumación y no en favor de la independencia. Por su parte, Ortega Smith continúa con su retahíla de barbaridades y estupideces afirmando que la intención de todo esto es volver a la guerra civil, a la profanación de tumbas o la quema de iglesias. También habla de que los muertos merecen respeto…Parece no acordarse de los más de 33.000 muertos enterrados en el propio Valle, víctimas de la dictadura que con tanto anhelo recuerdan. Tampoco se acuerda de los millares que se encuentran en las cunetas, y de las familias que desconocen donde se encuentran los restos mortales de sus seres queridos. Otra de las perlas de este desgraciado, por que no tiene otro nombre, es que pretende inhumar a Pedro Sánchez en Moncloa.

Este es el nivel de algunos de nuestros políticos…¡qué miedo!.

La losa del Caudillo ha pesado mucho en España durante años, y hoy será levantada. El siguiente paso es el de sacar al franquismo de las instituciones. Algo que no será fácil. Un buen comienzo sería retirar las medallas honoríficas otorgadas a infames personajes como “Billy el niño” entre otros muchos. Tampoco estaría mal que los siguientes en ser expulsados del Valle de los Caídos sean los monges benedictinos que veneran a Franco como un miembro más del santoral.

La familia del dictador pedía que la exhumación se produjera con honores militares. Afortunadamente esto no será así. Estos herederos del franquismo y de los más de 400 millones de euros que dejó Franco tras su muerte, llevan más de 10 meses de batalla judicial para evitar la exhumación, y 40 años reinventando y blanqueando la historia.

Otro aspecto que me preocupa es el posicionamiento de algunos sectores de la izquierda, como por ejemplo el de Unidas Podemos con Pablo Iglesias como cabeza visible. Su discurso parece venir acompañado de la envidia y el rédito electoral. En lugar de celebrar la exhumación sin rodeos, acusan al gobierno de Sánchez de realizar el acto durante la campaña electoral. De vez en cuando, es recomendable olvidar los intereses partidistas, más aún ante una batalla común. Las victorias son victorias, aunque no siempre lleven tu nombre asociado.

En definitiva, hoy la momia del dictador abandona en helicóptero un lugar donde nunca mereció descansar, pues su presencia allí no ha permitido hacerlo a miles de españoles. Se trata del principio de una purga que no debe quedarse ahí, por el bien de la democracia y de España. Que se lo apliquen aquellos que enarbolan esas dos palabras continuamente, pero hoy callan o demuestran el fascismo que llevan bajo sus trajes.

About Author