• Mié. Feb 28th, 2024

El Ayuntamiento destaca el trabajo realizado con la familia afectada por la amenaza de desahucio y señala que desde ayer tiene una propuesta de vivienda sobre la que no ha habido respuesta

Por@GuadalquivRadio

Jul 13, 2019

Nines Díaz lamenta la actitud de la PAH con un caso en el que se ha trabajado coordinadamente entre la Concejalía de Asuntos Sociales, el Centro de Servicios Sociales de La Magdalena, la propia plataforma, la Junta de Andalucía, Somuvisa, Cáritas y la parroquia de San Juan; aclara que se trata de una orden de desahucio por una vivienda con dueños ocupada ilegalmente

• El Ayuntamiento brindó ayer al mediodía un piso en la capital y además busca con la Junta una alternativa en localidades cercanas a Jaén, también a petición de la pareja

• “Ha sido un trabajo en red perfectamente coordinado en el que se han puesto a disposición de los afectados distintos recursos y ayudas; de puertas para adentro la plataforma ha avalado nuestro trabajo y hacia afuera han vendido tristemente lo contrario” destaca

13/07/2019.- La concejala de Políticas Sociales y Somuvisa, Nines Díaz de la Torre, ha destacado el trabajo coordinado entre distintas entidades y administraciones a la hora de buscar soluciones para la familia del barrio de San Juan amenazada de desahucio. Díaz detalla que la familia tiene desde ayer una vivienda pública a su disposición en la capital sin que haya respuesta por su parte. Del mismo modo, se buscan también en localidades cercanas a Jaén con el apoyo de la Junta y a petición de la pareja. “Alternativa a la vivienda ocupada se les ha ofrecido pero seguimos esperando”, sostiene.

La edil señala que desde hace 15 días, los mismos que el nuevo gobierno local lleva de ejercicio con las competencias atribuidas, se ha trabajado de forma coordinada con distintas entidades para buscar alternativas y soluciones a la situación de la pareja con tres hijos de entre 15 y 17 años. La concejala recuerda que “estamos ante una amenaza de desahucio por una vivienda ocupada ilegalmente, en absoluto se trata de una situación por impago de alquiler o hipoteca. Ante esta casuística poco se puede hacer”.

La edil señala que el trabajo en red se ha hecho entre la Concejalía, el Centro de Servicios Sociales de La Magdalena, el párroco de la iglesia de San Juan, Cáritas, Junta de Andalucía, Somuvisa y la Plataforma Antidesahucios (PAH). Díaz lamenta la actitud de la Plataforma “que ha estado en todo momento en las reuniones que hemos mantenido entre los distintos equipos de trabajo, que han sido muchas además”. “De puertas para adentro han avalado nuestro trabajo, nos han dicho que han notado un gran cambio en la respuesta ante estas situaciones y han valorado e incluso propuesto recursos que hemos puesto a disposición de esta familia. Pero de puertas para afuera han contado tristemente lo contrario y nos sentimos muy sorprendidos. Deberíamos alejar este tipo de situaciones de cualquier atisbo de oportunismo”, dice la concejala. “Este tipo de labores deben llevarse por la vía de la prudencia y el trabajo y alejarse del sensacionalismo y del rédito político o del titular”, destaca.

La edil explica que se trata de una familia que vive de la venta ambulante pero que tiene problemas para justificar con unos ingresos fijos un aval de un alquiler. “Han estado 4 años viviendo en esta casa que ocuparon en contra de la voluntad de los dueños. La orden de salida se dio hace un mes y en cuanto hemos llegado al Ayuntamiento nos hemos puesto a trabajar rápidamente en este caso. La familia ha residido en una vivienda pública que cedieron sin aviso a un familiar y a partir de ahí han vivido distintas circunstancias. Han sido perceptores habituales de ayudas económicas del Ayuntamiento”, relata Díaz. “Entre todas las entidades hemos ofrecido un acompañamiento diario a la familia en materia de asesoramiento y búsqueda de recursos”, reitera la concejala, “y en ningún momento hemos oído de la PAH o de cualquier otro algún reproche”.

Por parte de AASS se han tramitado las siguientes ayudas:

– Por la VÍA DE URGENCIA la renta mínima de inserción que cobrarán DESDE PRINCIPIOS DE AGOSTO, la primera cantidad ascenderá a 1.700 euros. La familia alega que no quiere destinar este dinero a alquiler.

– Ayudas EN ESPECIE para cubrir necesidades de alimentación e higiene.

– Acompañamiento psicosocial de los profesionales del AASS y del párroco para búsqueda de posibles viviendas ante propietarios cuya confianza en el sacerdote pudiera ayudar a cerrar el arrendamiento.

– AYUDA ECONÓMICA PARA ALQUILER que complementa la que Cáritas también le brinda.

Por parte de Somuvisa (empresa municipal de vivienda) se les tramita:

– ALQUILER DE UN TRASTERO A PRECIO SIMBÓLICO DE 3 EUROS para guardar enseres hasta encontrar vivienda en alquiler. (a petición de la PAH, las condiciones económicas se les tramitan desde el Ayuntamiento).

– Asesoramiento jurídico

– Rastreo de viviendas públicas sobre las identificadas por la familia como posibles alojamientos. Todas ellas están adjudicadas y se trabaja en colaboración con la Junta de Andalucía para identificar alguna alternativa.

Se han ofrecido además alternativas en caso de salida de la vivienda ocupada ilegalmente como el albergue de transeúntes o el juvenil como solución rápida en caso de que se ejecutara la orden.

About Author