• Mié. Feb 28th, 2024

EL JIENENSE ANTONIO PÉREZ MARCA EN OTRA NUEVA VICTORIA DE ESPAÑA

Por@GuadalquivRadio

Ago 30, 2019

El combinado nacional consigue dar la vuelta al marcador, en un partido en el que los de Albert Canillas llevaron siempre la iniciativa en el juego y fueron los que más apostaron por un fútbol sala de ataque. Este sábado, último ensayo antes del Europeo.

Emotivo y sentido momento el que se vive en el pabellón de Santarem justo antes del pitido inicial. La Federación Portuguesa –a petición de la RFEF- permite que se guarde un escrupuloso minuto de silencio en memoria del reciente fallecimiento de Xana, la hija del exseleccionador Luis Enrique Martínez. 

Cuando echa a rodar el balón, España se muestra decidida a imponer su juego: posesión de balón y rápida circulación de pelota, sin perder de vista la portería rival. Enfrente piensan que cuanto antes, mejor. Este es el planteamiento de los portugueses, que saltan a la pista deseando resarcirse de la derrota encajada en el torneo francés de Montaigu la semana pasada. La selección española sub-19 ganó 1-2. Así que, en los primeros compases del partido, Portugal busca ya poner tierra de por medio, como mejor sabe hacerlo: al contragolpe. Y lo consigue. De los pies de Nuno Chuva llega el primer tanto del partido, tras una recuperación y duro disparo desde el lateral del área.  

Los pupilos de Albert Canillas, no solo quieren el empate, hacen méritos para conseguirlo. Sin embargo, los lusos siguen a lo suyo. Que es robar y salir disparados hacia la portería española. El segundo tanto local llega tras la salida de un córner. Hugo Neves se encarga de poner el 2-0. La intensidad de los locales les lleva a ponerse con cinco faltas en el ecuador del primer periodo. De ahí que los jugadores españoles acudan a lanzar desde los diez metros antes de pasar por el vestuario. David Peña es el primero en probar suerte, pero el balón acaba en el cuerpo del portero. A renglón seguido y para resarcirse, el catalán roba un balón de oro, que cede a Adrián Rodríguez e introduce este último en la red. 

El 1-2 le sienta bien a España porque le marca el camino de la remontada. Rápidamente llega el empate. Eso sí, con buena dosis de fortuna. Entre Jesús García y el cierre portugués, la pelota vuelve a traspasar la línea de gol. Y como no suele haber dos sin tres, Antonio Pérez hace bueno el refrán. Latigazo desde los diez metros y España encara el descanso por delante en el marcador. A la vuelta, regresan las tablas. Celio Coque se encarga de firmar el 3-3. Lo hace en una nueva contra. Tres contra uno y gol. 

Una igualada que no dura mucho. De ello se encarga Nico Marrón. Gran movimiento de pívot: recibe de espaldas, pisa, fija al rival, se da la vuelta y se inventa una excelente definición. El combinado portugués trata de tomar la iniciativa a medida que el reloj avanza. Con el resultado desfavorable, busca la manera de hacer daño. Pero, a su vez, asume más riesgos. Sobre todo, cuando deciden jugar de cinco. Los de Albert Canillas cierran bien las líneas y rápidamente sacan rédito del planteamiento luso. Otra vez, Antonio Pérez. 3-5 a falta de tres minutos. Lo que queda por delante es un quiero y no puedo.

Nueva victoria española. Aunque, al margen del resultado final, este ha sido otro duelo hispano-luso de altísimo nivel. Uno más, de los muchos que nos han dejado estas dos selecciones. Pero, por ahora, no el último. Este sábado España y Portugal volverán a verse las caras en el mismo escenario. Último ensayo antes de viajar a Letonia para participar en el Europeo de Riga.  

About Author