• Mié. Jul 24th, 2024

MOCIÓN EN CONTRA DE LAS DECLARACIONES DIFAMATORIAS EN CONTRA DE “LAS TRECE ROSAS”

Por@GuadalquivRadio

Oct 16, 2019

EL GRUPO MUNICIPAL SOCIALISTA, AL AMPARO DE LO PREVISTO EN EL REGLAMENTO DE ORGANIZACIÓN, FUNCIONAMIENTO Y RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ENTIDADES LOCALES, PRESENTA ESTA MOCIÓN PARA SU DEBATE Y APROBACIÓN, SI PROCEDE, EN EL PRÓXIMO PLENO DEL AYUNTAMIENO DE LA CAROLINA.

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

El pasado 4 de Octubre, el secretario general de Vox y concejal del Ayuntamiento de Madrid, Javier Ortega Smith, en una entrevista en TVE, se  refirió a las 13 mujeres conocidas por Las Trece Rosas para explicar por qué Vox está en contra de la ley de memoria histórica que, según él, solo busca dividir otra vez a los españoles.

En dicha intervención, Ortega Smith argumentó que durante la Guerra Civil hubo crímenes de ambos bandos y destacó: “no tengo ningún miedo a la historia, pero si vamos a hablar de memoria histórica hay que hablar de toda, no solo de una parte… Se ha mentido sobre las Trece Rosas, que lo que hacían era cometer crímenes brutales”, en alusión a las 13 jóvenes fusiladas el 5 de agosto de 1939 en las tapias del madrileño cementerio de La Almudena. Según Ortega Smith, las mujeres, que tenían entre 18 y 29 años, “torturaban, asesinaban y violaban vilmente” en las checas, las cárceles irregulares creadas por el bando republicano durante la Guerra Civil para interrogar o torturar a los sospechosos de simpatizar con el bando franquista.

Esa afirmación no es cierta. No hay pruebas de que las 13 mujeres cometieran ningún delito. Por las «Trece Rosas» se conoce a un grupo de 13 mujeres jóvenes que fueron ejecutadas en las tapias del Cementerio del Este de Madrid el 5 de agosto de 1939. Condenadas junto a otros 43 acusados en juicio sumarísimo de la represión franquista por, literalmente según su sentencia, resultar probado que los procesados eran miembros de las Juventudes Socialistas Unificadas y del Partido Comunista, por recibir y ejecutar órdenes para reorganizarse y hacer fracasar al nuevo Estado Nacional mediante actos delictivos.

La mala fortuna hizo que sobre estas condenas no se diese la oportunidad de conmutar la pena u obtener perdón alguno, porque las autoridades del régimen quisieron dar un inflexible escarmiento tras el asesinato del comandante de la Guardia Civil, Isaac Gabaldón, de su hija y su chófer a manos de unos activistas comunistas denominados «los audaces».

La represalia se escenificó con la ejecución de la pena de muerte de aquellos condenados entre los que estaban las Trece Rosas, siendo uno más de los tantos episodios dramáticos y conmovedores de la represión y depuraciones por el bando vencedor tras la Guerra Civil.

            De entre aquel grupo de jovencitas que militaron en las Juventudes Socialistas en el barrio madrileño de Chamartín de la Rosa, se encontraba Ana López Gallego, nacida en La Carolina el 26 de febrero de 1918. Su familia se vio obligada a emigrar de esta localidad en 1922 a consecuencia de la crisis minera para establecerse en Madrid, en el barrio de Chamartín de la Rosa, hasta que estalló la Guerra Civil dando comienzo el terror que terminará con la vida de nuestra paisana entre las demasiadas víctimas de este conflicto.

            Encarcelada en la prisión de mujeres de Las Ventas, pasará sus últimos días junto a sus compañeras, dejando unos testimonios dignos de recordarse en la historia por ser memoria de cómo los hombres y mujeres vivieron los acontecimientos del momento desde lo más profundo de su ser y de sus temores.

El juicio se celebra “en la plaza de Madrid, a 3 de agosto de 1939, Año de la Victoria. Reunido el Consejo de Guerra Permanente número 9 para ver y fallar la causa (…)”.

“RESULTANDO probado, y así lo declara el Consejo, que los procesados, miembros de las JSU y del Partido Comunista con enlace para ejecutar en nuestra patria órdenes emanadas del extranjero, tenían por misión hacer fracasar las instrucciones político-jurídicas de nuestro Estado Nacional, para lo cual circularon las órdenes necesarias a fin de organizarse nuevamente y poder actuar en aquellas misiones que pudieran producir aquellos actos delictivos que vulnerasen en cuanto fuese posible el orden social y jurídico de la Nueva España, conjurando para ello la recogida de armas, recaudación de dinero y actos de fuerza y de propaganda consecuentes a tal fin, y tratando de infiltrarse en las filas de FET y de las JONS y del Ejército, siendo dirigida toda esta actuación criminal por el Comité Provincial, con la ayuda eficaz de las jóvenes afiliadas a las referidas JSU

La sentencia: “FALLAMOS que debemos condenar y condenamos a cada uno de los procesados a la pena DE MUERTE”

            Como ya se ha adelantado, sacaron de la cárcel a las 13 jóvenes para fusilarlas en las tapias del cementerio el día 5 de agosto de 1939. Lo que para el nuevo gobierno y los vencedores fue «La justicia de España«….»Decisiva e inflexible«…. la Nueva España que «no puede permitir y no permitirá un solo desmán contra el Estado que se instaura, contra el sentido de la Victoria y contra la redención de nuestro pueblo merced al patriotismo» [1] …, es para los perdedores el nacimiento de un símbolo: las Trece Rosas.

El secretario general de Vox ha intentado convertir a las víctimas de uno de los episodios más crueles de la represión franquista en verdugos de la Guerra Civil. Hecho que condenamos desde el PSOE de La Carolina.

Para ser justos, muy pocas de esas 13 mujeres estuvieron en el frente de guerra. La mayoría trabajó principalmente en la retaguardia realizando labores de apoyo en hospitales y la radio. Casi todas pertenecieron durante la contienda a las Juventudes Socialistas Unificadas (JSU) y una vez acabada la guerra, algunas tejieron una red solidaria para prestar cobertura a mucha gente que había quedado atrapada en Madrid. Pero no hay constancia de que cometieran los crímenes de los que les acusa Ortega Smith.

En la propia documentación del régimen franquista no aparece ninguna referencia a torturas o violaciones realizadas por ninguna de las 13 mujeres. En la causa contra las Trece Rosas no hay alusiones a que intervinieran en ninguno de los hechos que relata el secretario general de Vox. De hecho, fueron condenadas por la acusación genérica de “adhesión a la rebelión”.

Tampoco hay rastro de acusaciones contra ellas en la Causa General —tal y como se puede consultar en el Archivo Histórico Nacional—, el proceso abierto por el régimen franquista con el objetivo de instruir los hechos delictivos cometidos en todo el territorio nacional durante la Guerra Civil.

En cambio, sí se hallaron pruebas de que las jóvenes fueron torturadas en las dependencias que la policía tenía en la calle de Jorge Juan 15, de Madrid, según los resultados de las investigaciones del periodista Ramón Fonseca recogidas en su libro “Las Trece Rosas Rojas”.

Para el PSOE resulta ofensivo que quienes fueron víctimas de la represión sean tratadas como verdugos. Una vez conocidos los hechos, no podemos dejar de destacar la lucha por los valores democráticos que Las Trece Rosas ejemplificaron en los tiempos que les toco vivir. La libertad, la igualdad, la solidaridad, la justicia son conceptos ligados, sin lugar a dudas, a su memoria. Por este motivo, el municipio de La Carolina se ha sumado a estos homenajes dándole a un parque el nombre de “Las Trece Rosas” y una calle con el nombre de “Ana López Gallego”,  distinguida como Alcaldesa Honoraria de esta ciudad en la Sesión Plenaria Extraordinaria de 24 de febrero de 2018.

Por todo lo anterior, desde el Grupo Municipal Socialista instamos a los demás Grupos Municipales del Ayuntamiento de La Carolina a la aprobación por el Pleno de los siguientes

ACUERDOS:

1.- Todos los Grupos Municipales mostramos nuestro rechazo a las declaraciones vertidas por el secretario general de VOX, según las cuales las Trece Rosas, “torturaban, asesinaban y violaban vilmente” durante la Guerra Civil Española. En la causa contra las Trece Rosas no hay alusiones a que intervinieran en ninguno de los hechos que relata el secretario general de Vox. En la propia documentación del régimen franquista no aparece ninguna referencia a torturas o violaciones realizadas por ninguna de las 13 mujeres. De hecho, fueron condenadas por la acusación genérica de “adhesión a la rebelión”, nunca por otro motivo. Por tanto, dichas afirmaciones son del todo falsas.

2.- El Pleno del Ayuntamiento de La Carolina solicita la rectificación formal del secretario General de Vox a este respecto ya que es totalmente injusto que quienes fueron víctimas de la represión sean tratadas como verdugos. El Ayuntamiento de La Carolina se reserva el ejercicio de acciones legales frente a Javier Ortega Smith, en caso de que no haya rectificación.

3.El Pleno del Ayuntamiento de La Carolina se compromete a destacar la lucha por los valores democráticos que Las Trece Rosas ejemplificaron en su tiempo. La libertad, la igualdad, la solidaridad, la justicia son conceptos ligados, sin lugar a dudas, a su memoria, y que como demócratas tenemos obligación de preservar.                

En La Carolina a 14 de Octubre de 2019

EL/LA PORTAVOZ DEL GRUPO MUNICIPAL SOCIALISTA


[1] Citas de la nota oficial publicada en los diarios del día siguiente a la ejecución.

About Author